Oferta de hosting y dominio

HOSTING + DOMINIO = 1€/MES

Instalación de WordPress con un clic
Ancho de banda ilimitado
100GB de almacenamiento
Correo profesional
Dominio gratis

VER OFERTA DE HOSTING + DOMINIO

¿Cuáles son los criterios a tomar en cuenta a la hora de elegir nuestro hosting?

  1. Oferta de hosting con dominio
    Una buena oferta de hosting con dominio

    Rendimiento. Es quizás lo más importante de todo ya que de esto dependerá la forma en la que en nuestra web sea ofrecida a nuestros visitantes. En un servidor con bajo rendimiento nuestros usuarios quizás se aburran de esperar y salten a navegar en otra web. Además, este tipo de webs con baja velocidad de carga suelen tener penalizaciones en su posicionamiento por lo tanto es un factor SEO muy importante.

  2. Seguridad. Cualquier web con una actividad media es atacada diariamente por cientos de bots que intentan afectar su funcionamiento de una manera u otra. La tranquilidad de saber que nuestro hosting pueden prever algunos de esos ataques es impagables. Sobre todo, si tu web está desarrollada en WordPress, te conviene elegir un buen proveedor con un excelente departamento de sistemas.
  3. Soporte. Otro aspecto que consideramos esencial es el soporte 24 horas ya que cuando tienes un problema y tienes que esperar de forma incierta se hace bastante duro. Lo mejor es respaldarse por un buen equipo de profesionales que respondan a nuestras dudas no solamente en cuanto al rendimiento de servidor sino también con problemas asociados a nuestro sitio web.

¿Qué otros extras puede ofrecernos nuestro servidor?

  1. Servicios de backup aislados y a un clic. Lo mejor es saber que si nos equivocamos o si sufrimos un ataque de forma imprevista podamos restablecer nuestra actividad de una forma sencilla y a sólo un clic. También es importante considerar la cantidad de días con los cuales se realiza la copia de seguridad de la web a mayor número de días mayor sea nuestra posibilidad de encontrar el punto donde nuestra web perdió su consistencia.
  2. Sistemas avanzados de caché. Muchos servidores ofrecen sistemas de caché, es decir, guardan versiones de nuestra web ya procesada (sin ejecutar código o llamar a la base de datos) para mostrar la información de una forma mucho más rápida.
  3. Optimización automática de imágenes. Si nuestro proyecto tiene un blog es bastante probable que no dediquemos demasiado tiempo a procesar la imagen o imágenes que incluyamos en nuestros escritos por lo tanto subiremos muchas de las imágenes con un peso superior al recomendado. Esta práctica está penalizada por algunos buscadores como podemos ver en Google Page Insights que toma en especial consideración en que nuestras imágenes estén bien optimizada. Por lo tanto, algunos proveedores, ofrecen de forma automática la optimización de las imágenes que subimos a nuestro servidor. Este proceso se suele llevar a cabo cuando contratamos en la migración de nuestra web.
  4. Migraciones. Esto puede sernos de una ayuda muy importante sobre todo si usamos con asiduidad nuestro mail. Si nuestro proveedor realiza la migración completa de la web es muy probable que no tengamos que cambiar contraseñas de ningún servicio ya sea FTP o mail. Y, también posiblemente, no perdamos los e-mails que están guardados en el servidor.
  5. Especialización en WordPress. Optimizar nuestro WordPress para aumentar la velocidad de carga, desinfectar instalaciones de WordPress eliminando malware, mejorar el Page Speed mejorando nuestra web para Google, revisiones completas y configuración de WordPress en prevención de hackers y bots, auditoría de plugins instalados en nuestro WordPress. Éstos son otros servicios que pueden sernos de utilidad ya que cuando una instalación de WordPress se empieza a “ensuciar” puede ser complicado estabilizarla o limpiarla.

Certificados SSL. ¿Qué son? ¿Cuánto cuestan? Y donde lo consigo.

Un certificado es SSL es sólo un protocolo con el cual mejoramos el cifrado y protegemos los datos en nuestro sitio. Pero no sólo eso, sino que mejoramos la imagen que transmitimos a nuestros visitantes ya que toda la información que se dé en el sitio estará protegida frente a la posible interpretación por parte de un hacker.

Además, la posesión de una web que comience por “https://” (significa que tiene un certificado SSL instalado) hará que también podamos ser premiados por Google ya que se cree que desde el 2014 es un factor que beneficia positivamente todos los esfuerzos que realicemos en nuestra web respecto al SEO.

Hay certificados gratuitos y también de pago uno de los más conocidos es el de Let’s Encrypt que, además de ser gratuito, es frecuente que se ha ofrecido de la misma forma por nuestro proveedor de hosting con lo cual nos ahorramos todos los quebraderos de cabeza a la hora de contratarlo ya que de forma automática será integrado con nuestra web.

El disponer de un certificado es SSL es hoy en día imprescindible ya no sólo por las razones anteriormente comentadas, sino que, si nuestro proyecto pretende recabar información de nuestros usuarios, una tienda online, un servicio de mantenimiento o de incidencias u otro tipo de recogida de datos la posesión de un certificado hará que estas actividades sean realizadas de forma segura.

Para finalizar es posible que nuestra web no funcione del todo bien con nuestro certificado SSL y puede ser el primer caso para el cual el soporte de nuestro hosting será una pieza clave para salvar el problema.

¿Existe algún truco para elegir un servicio de alojamiento?

Si todos los consejos que hemos dado no te son suficientes también podemos ofrecerte algunos trucos para encontrar el mejor alojamiento:

Estudia proveedores usa la competencia o páginas similares a la tuya. Esto lo puedes hacer usando un servicio como whois.net e informando la web que quieres mirar en la caja de búsqueda. Ten en cuenta que puede que la competencia se equivoque por lo que esto es solo una sugerencia, pero lógicamente no es el camino más adecuado a seguir para tomar la decisión de contratar un hosting.

¿Qué es el Cloud hosting?

Lo llamamos cloud hosting cuando el servicio está distribuido en múltiples servidores interconectados esto hace que tenga alta disponibilidad ya que, a diferencia del hosting convencional, aunque caiga uno de ellos el servicio permanecerá activo.

Este tipo de servicios son además fácilmente escalables.

Pero no todo es siempre tan bonito debido a la replicación de los datos hasta tres veces este tipo de hostings suele ser de coste muy elevando y solo para proyectos que no se puedan permitir estar fuera de línea ni un momento.

Imagina, por otro lado, que tu servicio es solamente activo durante los fines de semana con esta alternativa podrás incrementar los servicios bajo demanda.

Resumen de términos comunes usados en nuestros artículos.

En esta lista encontrarás algunas de las palabras más usadas a la hora de tratar con un proveedor de hosting.

  • Ancho de banda. Es la característica de un alojamiento que impone la velocidad con la cual se baja nuestros sitios web y también determinará el número de usuario que pueden estar usando nuestra web de forma simultánea. A mayor ancho de banda seguramente nos toque pagar bastante más por el servicio.
  • Es el ordenador o el equipo donde se alojan todos los ficheros de los que se compone nuestra aplicación o página web. Según las prestaciones de esta máquina y si la usamos de forma dedicada o compartida tendremos que pagar de forma incremental por su uso.
  • El nombre de nuestro sitio web y lo primero que tendremos que hacer a la hora de contratar un hosting es contratar o trasladar el dominio, aunque también podremos informar los servidores DNS de nuestro en nuestro dominio si lo tenemos con otro proveedor. Como ya dijimos un dominio es, de forma simplificada, una forma sencilla de llamar a un sitio web y que se relaciona con una dirección formada por 4 grupos de número en la forma (ej: 194.168.115.115).
  • Registrador de dominios. Son empresas que permiten contratar dominios en Internet. La mayoría de estas empresas también ofrecen servicios de alojamiento, aunque hemos de comentar que los mejores o más baratos registradores no suelen ser demasiado conocidos por sus hostings.
  • Hosting. Traducido al español sería alojamiento. Y sería el espacio y recursos asociados a nuestra web en el servidor.
  • Hosting gratuito. Existen empresas, cada vez menos, que nos ofrecen espacio gratuito a cambio de poner publicidad en nuestra web u cualquier otra contraprestación, sin soporte y con un rendimiento bajísimo.
  • Hosting compartido. Alojamiento por los que se paga un precio bastante económico al compartir espacio y servidor con muchas otras páginas web, compartiendo velocidad de procesamiento, ancho de banda, y espacio en disco. Tendremos que tener especial cuidado al contratar esta modalidad ya que muchos proveedores fuerzan servidores para alojar el máximo número de webs, esto hará que el rendimiento real que nos ofrecen respecto al inicial sea muy inferior.
  • Servidores dedicados. Es un servidor que solo lo utilizaremos nosotros por lo que es el aconsejado para webs que soporten mucho tráfico y necesiten optimizar al máximo el rendimiento. Debemos tener en cuenta que el precio es bastante alto y requiere una capacidad también importante de conocimientos técnicos. Totalmente desaconsejable para usuarios inexpertos.
  • Hosting reseller. Existe la posibilidad de que podamos revender servicios de hosting. Para esto contrataremos algo parecido a un hosting compartido, pero con la capacidad de crear cuentas diferentes en modo “marca blanca” y que puedan ser ofrecidos a terceros de forma individual.
  • Certificado SSL. Como ya hemos comentado con entidad se trata del certificado de seguridad de nuestro sitio web y mediante el cual podemos hacer transferencia de datos entre nuestro usuario y la web de forma totalmente segura. Normalmente no lo encontraremos en páginas como tiendas donde que hacer pagos o donde se efectúa ese intercambio de información mencionado.
  • Cpanel. Es la herramienta de gestión de hospedajes más conocida y que nos permite el control de todas las funcionalidades de nuestro hosting desde el mail, ftp o las bases de datos. Además, nos aportan mucha información del mismo.
  • WHM. Es la herramienta para crear cuentas que serán gestionadas a su vez por CPanel normalmente nos encontraremos en servidores dedicados o resellers.
  • Discos SSD. Os aconsejamos que utilicéis servidores que tenga implementado discos SSD ya que como regla general vuestras páginas serán muchísimo más rápidas.
  • Centro de datos o Datacenter. Un datacenter es una ubicación especialmente preparada para alojar máquinas contenedoras de datos. Normalmente son instalaciones de alta seguridad y albergan máquinas con datos de multitud de empresas.
  • Cuando tenemos nuestro propio servidor y queremos que se encuentre protegido con ciertas medidas podemos alquilar un espacio en un datacenter.
  • Red privada virtual (VPN). Una VPN es una conexión entre dos redes locales y remotas a través de un medio como Internet. Se utiliza sobre todo para conectar compañías que tienen sedes en distintas localizaciones por ejemplo Madrid o Barcelona o entre distintos países como Francia y Valencia.
  • URL (Universal Resource Locator). Es una dirección web completa que utilizamos para localizar una página web mientras que el dominio es el nombre del sitio web la URL se suele reconocer porque lleva unas barras y que lleva a un recurso o contenido está dentro del sitio. Podríamos decir que una URL contiene un dominio, pero no al contrario. Las URL son por ejemplo las que nos llevan a un cierto artículo de un blog.
  • Directorio WHOIS. Es una vista pública de dominios, organizaciones y personas asociadas con cada nombre de dominio. En esos directorios podemos ver todas las entidades asociadas a un nombre de dominio incluso de la caducidad del mismo cuánto tiempo ha estado ese dominio online y otros importantes datos de su historia.

Esperamos que con todos estos datos tengáis una idea bastante aproximada de cómo gestionar la compra de vuestro alojamiento web. Os recordamos que es importante elegir el alojamiento no basándose en el precio del mismo sino siguiendo algunas de las pautas ilógicas que os ofrecemos en este post.

Un error a la hora de elegir tu hosting puede suponer pérdidas tanto de clientes como del posicionamiento que tuvo el ya tuvieran ese momento en Internet. Además de una pérdida considerable de tiempo y muchos quebraderos de cabeza.

Si trabajas con la web lo mejor es que trabajes con el mejor proveedor ya que evitarás problemas con tus clientes.

Haciendo clic en el siguiente botón podrás ir a la mejor oferta que hemos encontrado de hosting con dominio gratuito:

VER OFERTA DE HOSTING + DOMINIO